"El Campanillo" Llega a su fin.

Carta de Despedida:

Revista El Campanillo

 

Casi un lustro.  A finales de octubre de 2013 se publicó, de modo casero, la revista el Campanillo, y, mes a mes ha estado presente en Villanueva, repartiendo la revista entre los que viven en el pueblo y los que coincidían en ese fin de semana, y en Castrejón, que se dejaba en la tienda de alimentación, en la panadería y en el bar de Manolo. Estos sitios han cerrado y los últimos meses se dejaba en el bar de la antigua escuela.

 

Aunque la tirada era mínima (de treinta a cuarenta ejemplares) se ha llegado hasta donde se ha podido, sin financiación de ningún tipo. Igualmente se presentaba en las redes sociales, y han sido numerosas las personas que han visitado la página web y han leído la revista.

 

Todo ello ha supuesto una gran satisfacción, pues el único fin ha sido contar cosas de nuestra zona y de nuestro pueblo, a lo que se ha ido añadiendo colaboraciones totalmente desinteresadas, con artículos, fotografías, opiniones etc., que han enriquecido la revista que tan humildemente se ha estado publicando.

 

Pero aunque hasta última hora, se ha estado valorando de seguir con la impresión, sino en tirada mensual con otra periodicidad,  nos resulta totalmente imposible seguir por cuestiones de estudios, trabajo y tiempo.

 

Queremos agradecer de todo corazón, las colaboraciones y opiniones de todos los que, desinteresadamente, han apoyado con su trabajo a esta publicación.  A Froilán de Lózar con sus artículos, a la Fundación Oso Pardo que tan voluntariosos han facilitado fotos y artículos, a Adabar Fincas, por sus apuntes legales y su gran colaboración para sacar adelante esta revista, a Fortu Merino por su rincón de opiniones, a Energías Renovables por su información medioambiental, a Roberto Marchena, por sus extraordinarias fotos nocturnas, al Diario de Valderrueda por su abierta colaboración, a José Luis Estalayo por sus fotografías, como no, a Juan García Lucas, por sus premiadas y preciosas fotografías mensuales, y, en general, a todas las personas que han hecho posible este proyecto.

 

No sé si se me queda alguno sin nombrar, pero el agradecimiento es para todos ellos. También queremos agradecer a José de Aviñante, Manolo el del bar, las informaciones y charlas tan agradables, proyectos, ideas etc., que se comentaban, aunque luego no se ha hecho nada. Agradecer también a Carlos Herrera que ha impreso dos libros, con la edición de las primeras revistas de dos años, una para el pueblo y otra que nos regaló.  Ello conllevará que aunque escrito en las redes, no se pierdan nuestras costumbres, valoraciones, anécdotas, fotos, etc.

 

Tengo la certeza de que se nos ha escapado mucha información, datos y cosas, historias y costumbres. La semilla sigue sembrada, y tengo la seguridad, que alguien pueda recoger de las personas mayores que todavía viven, cosas que ellos vieron y que tenemos que conseguir que no se pierdan en el olvido y en el tiempo.

 

¿Esto es el Fin?

No, por supuesto que no.

Como algunos sabréis, el pasado mes de mayo fundamos la Asociación Cultural y Deportiva “El Campanillo” cuyos principales fines son promover, mejorar y revitalizar la vida cultural en la Montaña Palentina mejorando el nivel cívico y social de sus habitantes por vías como la organización de eventos deportivos, exposiciones, eventos culturales… Así que nos seguiremos viendo con diferentes proyectos en los que podréis participar y colaborar.

 

Gracias, gracias y gracias, ha sido y será una época vivida con mucho entusiasmo, algún que otro cabreo, muchas satisfacciones. De todo ha habido y me alegro. De todo se aprende.

 

 

 

En Villanueva de la Peña, a 18 de septiembre de 2018

 

 

Fdo.: Carlos Merino Ontañon

 

(Presidente de la ACD El Campanillo)